Algunos antidepresivos pueden ser peligrosos en adolescentes

Artículo publicado el 13/01/2016

Qué se sabe del tema, o por qué ese tema tiene importancia

La paroxetina y la imipramina son dos antidepresivos que se utilizan en casos de depresión mayor en adolescentes, pero hay informaciones contradictorias sobre sus efectos adversos y sobre su eficacia.

Un colectivo de investigadores (RIAT: Restoring Invisible and Abandoned Trials) ha recuperado y reanalizado estudios previos sobre el tratamiento de la depresión en adolescentes con alguno de estos dos fármacos.

Resultados del estudio

Se compara la eficacia de paroxetina, imipramina o placebo utilizando una escala de síntomas de depresión. Ni paroxetina ni imipramina fueron mejores que el placebo, es decir, son ineficaces.

Sin embargo, sí que se observaron efectos adversos significativos: ideación y conducta suicida con paroxetina y alteraciones cardiovasculares con imipramina.

Limitaciones del estudio

Al volver a analizar los estudios previos, los autores intentan enmendar los errores cometidos como fueron la omisión de pruebas y el no describir los efectos adversos. Los autores realizaron el análisis según las variables originales y no por las modificadas a conveniencia por los autores originales.

Utilidad práctica

Se trata de un estudio de investigación secundaria (volver a analizar lo ya medido por los autores de los estudios originales) que demuestra su enorme utilidad y la de la medicina basada en la evidencia como medio para reconocer y enmendar los fraudes que puedan ocurrir en la investigación primaria.